UNA SESIÓN INOLVIDABLE

Abbiamo ancora il cuore a Valencia. Grazie, Grazie, Grazie. Siete fantastici. Un grande abbraccio a Miguel, Emilio, Jordi, Carlos e tutti gli amici dei publico. Viva Espai Mediterrani. Spero che ci vediamo presto.!!!!

Estas palabras de Stéfano Saletti al llegar a Roma expresan la huella que ha dejado en la Piccola Banda Ikona la actuación del sábado por la noche. Similar a la que dejó en nostros su concierto emotivo, fraterno y rebelde. Cómo olvidar  Ay, Carmela, Amans amantis, Cantigas de Maio y todo el repertorio que nos regalaron hasta hacernos bailar a dos metros de ellos!!!

Así se estrechan los lazos del Mediterráneo, por abajo, por la base, entre los artistas, y entre los artistas y el público. Una sesión que ya comenzó por la tarde con ese nuevo grupo de terciopelo llamado NES, nacido en Russafa, con Nesrine Belmokh, Matthieu Saglio y David Gadea. Cómo olvidar la nura que interpretó Nesrine al violoncelo, los solos de Matthieu o la pasión de David con sus baquetas.

Pero es que todo fue así en este tercer fin de semana del Espai. Porque ya el viernes por la tarde, hubo nudos en la garganta con el homenaje póstumo al arquitecto Alberto Sanchís. El vídeo que confeccionó Mayte Piera sobre los usuarios de las viviendas de Alberto hizo asomar lágrimas de emoción. O cómo olvidar la entrega de Mara Aranda en su concierto sefardi. O la librería de sabiduría del marionetista Tintxi...O el final de fiesta protgonizado por Borja Penalba y Francesc Anyó con canciones de Lluis Llach y ese broche en el que la bella Bárbara Éramo subió al escenario para interpretar el célebre tema L´Estaca.

Gracias Valencia, por esta acogida. Gracias por saber entender el mensaje. El mensaje sube desde el público, lo recogen los músicos y los músicos lo devuelven al público multiplicado en intensidad. El Espai Mediterrani lo hace el pueblo y la ciudadanía. Que siga!!!! Que siga!!!!